Sotogrande, la urbanización donde se encuentra el Santa María Polo Club, es un resort de gran prestigio internacional por su excepcional calidad de vida. Bañado por las aguas del Mediterráneo y situado entre Marbella y Gibraltar, tiene tres aeropuertos cercanos como son los de Málaga, Jerez y Gibraltar. Ofrece a los jugadores y sus familias un lugar vacacional o de residencia muy seguro y con accesos privados.

Esta finca tiene más de 2000 hectáreas y cuenta con un gran puerto deportivo, alrededor del cual encontramos islas sobre el mar, con atraques privados, como si de una pequeña Venecia andaluza se tratará. El puerto dispone de servicios para alquiler de yates a motor o vela para que el visitante pueda disfrutar de una tranquila navegación por la costa.

Además del polo, que sin duda marca la gran singularidad de Sotogrande en Europa y cuyos torneos son centro de atención, es el lugar con los campos de Golf más exclusivos de España, donde muchos de los jugadores se deciden a practicar su swing entre partido y partido de polo. Famosos son sus cinco campos de golf, el que fue sede de la Ryder Cup en el 97 Valderrama, el Club de Golf La Reserva o el Real Club de Golf de Sotogrande no defraudarán a ningún golfista exigente.

Los visitantes también pueden disfrutar de los clubes de tenis y pádel y del excepcional restaurante y club de playa Trocadero. Para saborear los mejores bifes al pie de cancha, los huéspedes deben visitar la parilla argentina La Quinta, que garantiza el óptimo bienestar de las personas que nos visitan.

Si decide acercarse en la Semana Santa, puede vivir una de las tradiciones más arraigadas en Andalucía, las procesiones de Málaga y de Jerez de la Frontera. Una tradición católica fuertemente enraizada en el sentimiento español, que no encontrará en ningún otro lugar del mundo.

Si prefiere otro tipo de actividad, puede visitar las famosas bodegas de vino de Jerez, el espectáculo “Como Bailan los caballos Andaluces” en la Escuela Ecuestre de Jerez o pasar un día inmerso en uno de los parques naturales más impresionantes de España, Los Alcornocales, mientras pasea entre sus árboles centenarios puede cruzarse con increíbles ejemplares de fauna ibérica, como ciervos, corzos, gamos, águilas, zorros y gatos monteses.

Por último, una excursión a la Serranía de Ronda, visitar una ciudad colgada sobre el puente sobre el Río Tajo. Ronda cuenta con innumerables palacios y está en proceso de ser declarada Patrimonio de la Humanidad.

Galería: