Gran espacio, llanuras y las mejores ubicaciones y caballos de polo del mundo – la provincia de Buenos Aires es, sin lugar a dudas, el destino de polo por excelencia del mundo entero. Quien venga aquí a disfrutar de unas vacaciones de polo o a entrenar sus habilidades en este deporte, estará en buena compañía y justo en mitad del mundo del polo argentino. La Tarde Polo Club fue uno de los primeros clubes de la región en ofrecer vacaciones de polo, incluyendo alojamiento y entrenamiento. Otros clubes ya han seguido su ejemplo, pero no hay mejor lugar en el que entrenar intensa e individualmente como en La Tarde.

No importa si eres un principiante absoluto o un profesional nato – La Tarde Polo Club cerca de Buenos Aires ofrece vacaciones de polo únicas que incluyen clases de español y viajes a Buenos Aires y a torneos de polo. Tres entrenadores profesionales se preocupan por las necesidades y las mejoras de cada visitante de La Tarde. El entrenador Juan Martin Sarli explica el concepto del club: “Es muy importante para nosotros que cada visitante tenga la oportunidad de mejorar su estilo de juego y se divierta. Estamos convencidos de que cuanto más tiempo se invierta en montar y jugar al polo, más se mejora. No es una coincidencia que nuestro slogan sea “Todo el polo que pueda tomar”. Aquí en La Tarde los visitantes pueden dedicar todo el tiempo que quieran a la práctica de polo.”

Juan Martin Sarli se ha dedicado prácticamente toda su vida al polo: su padre, Alfredo, el fundador de La Tarde Polo Club en 1991, era un aficionado jugador de polo – y el pequeño también sucumbió a la fascinación por el polo desde muy joven, jugando a la edad de 8 años su primer gran torneo. “Los caballos, la velocidad, el trabajo en equipo y la atmósfera que rodea el deporte – todo ello hacen que el polo sea el deporte más emocionante del mundo.” Hoy, el joven de 33 años juega con un +4 de hándicap y tiene diez años de experiencia como entrenador de polo (desde hace seis años es entrenador cualificado por la HPA). “Es muy divertido para mi enseñar a jugar al polo y compartir mi pasión por este deporte”, cuenta Salri, “para mi lo mejor es ver cómo evolucionan nuestros visitantes cuando se quedan aquí y cómo aceptan las tácticas y los consejos que les enseñamos y ver que lo ponen en práctica durante su entrenamiento.” A Sarli le ayudan otros dos entrenadores. Ignacio Boronat (29 años, hdc +3) no solo es uno de los expertos entrenadores del club, sino también uno de los mejores amigos de Juan Martín. Los dos se conocen desde muy jóvenes y han jugado al polo juntos durante muchos años. El nuevo miembro de La Tarde Team – Alejandro Bengochea (34 años, hdc +2) – es un viejo amigo de la familia y es jugador de polo aficionado desde que era un niño.


“Todo el polo que pueda tomar” – entrenamiento de polo en La Tarde
Gracias a las posibilidades únicas y al cuidado personalizado que ofrece La Tarde, cada visitante tiene la oportunidad de mejorar su estilo de juego significativamente en un mínimo de tiempo. De acuerdo a su nivel de juego, cada visitante recibe un programa individualmente preestablecido. Por esa razón, las habilidades en polo de los visitantes son requeridas a través de un formulario antes de su llegada al club. Pero el análisis real no tiene lugar hasta que los invitados se montan en el caballo y golpean la bocha. Juan Martin Sarli: “Durante las primeras sesiones de stick & ball ya podemos estimar las habilidades en cuanto a montura y a golpeo así como el estado físico de cada persona, la forma en la que pueden soportar la tensión y el estrés y la calidad de su estilo de juego.” De esta forma, los entrenadores pueden analizar los puntos fuertes y débiles de forma precisa y adaptar el entrenamiento a las necesidades personales. La mañana comienza con dos horas de Stick & Ball, en la que los visitantes, junto con los entrenadores, trabajan en sus respectivos puntos débiles. Debido al feedback y a los consejos constantes de los entrenadores, el progreso se pone en marcha. Por la tarde, los visitantes pueden aplicar inmediatamente lo que han aprendido durante los club chukkas, junto con otros tres jugadores profesionales y miembros argentinos del club. A lo largo del entrenamiento los visitantes son grabados por el club con cámaras GoPro y drones – de esta forma, cada visitante puede ver sus habilidades de montura y golpeo y su postura en el caballo.

Juan Martin Sarli: “Especialmente nos centramos en la montura. Es lo más importante a la hora de jugar al polo. Un jugador de polo debe ser un excelente jinete. Además, es muy importante que el jugador entienda el juego y las reglas. Es por esto que no solo entrenamos las habilidades, sino también las tácticas. Jugar al polo no es solamente darle a la bocha. Todo lo demás que se necesita para jugar al polo es también extremadamente importante, como saber montar, las posiciones al golpear la bocha y en el caballo, desarrollar la habilidad de leer el juego y por supuesto el trabajo en equipo. Los visitantes necesitan hablar entre ellos cuando están en la cancha y trabajar en equipo.”

La Tarde Polo Club: Polounterricht

La mayoría de los cursos de polo en La Tarde consisten en entrenamiento individual, que se adapta a las necesidades de cada visitante individualmente. (© La Tarde Polo Club)

Muchos visitantes han quedado impresionados con la gran variedad de entrenamientos de polo individuales que ofrece el club y con la atmósfera familiar típica argentina, y la mayoría de ellos vuelven a La Tarde Polo Club, situado cerca de Buenos Aires. Incluso tienen visitantes que repiten cada año, y vienen dos o tres veces al año. Algunos visitantes llevan viniendo al club durante cinco años y cada vez traen a familiares y amigos. Juan Martin Sarli: “La Tarde no es solo un club de polo, es también un centro internacional donde la gente puede hacer nuevas amistades o reunirse con viejos o nuevos amigos.”


Los que no juegan al polo también emplean bien su dinero en La Tarde
La Tarde Polo Club ofrece un extenso programa de recreación para familias y para los que no juegan al polo. Por supuesto, los jugadores de polo también pueden hacer uso de ello en caso de que necesiten un respiro del entrenamiento…

De ninguna manera debe perderse los viajes a Buenos Aires, que recorren todos los puntos principales de la capital argentina – Cementerio de la Recoleta, el Obelisco de Buenos Aires, Museo de Arte Lationamericano de Buenos Aires, Casa Rosada, Floralis Genérica, Plaza Dorrego o las canchas de Palermo. Además, La Tarde Polo Club organiza viajes a varios torneos (por ejemplo a los Abiertos de Palermo, Hurlingham y Tortugas) así como a Pilar para comprar equipamiento deportivo (botas de polo hechas a mano, mazos de polo, bolsas para los mazos, sillas de montar, etc.) y a conocidos clubs de polo (por ejemplo, Ellerstina Polo Club). Un viaje a la ciudad de Lujan, famosa por su basílica que atrae a peregrinos de toda Argentina, también es recomendable.

Aparte de eso, el club ofrece clases de montura, así como paseos a caballo y rutas guiadas en los propios caballos del club, que pertenecen a su criadero. Las dos piscinas del club proporcionan una oportunidad maravillosa para relajarse, y tienen vistas a la cancha. ¿Hay algo mejor que relajarse al sol, mientras los otros trabajan duro entrenando?


Opciones de Alojamiento
Los visitantes en La Tarde duermen en uno de los doce chalets de lujo. Los chalets incluyen una habitación con un baño en suite y un salón. Las habitaciones miden 40 metros cuadrados e incluyen una cama de matrimonio o dos camas individuales, una televisión y WLAN. Además de esto, el club ofrece un gimnasio (que incluye máquinas especiales para ejercitar los músculos necesarios para jugar al polo) y una sauna, donde los visitantes pueden disfrutar de masajes después de un largo día de polo.

En la boutique los invitados pueden comprar recuerdos típicos de Argentina y equipamiento de polo como mazos, camisetas, guantes, gafas, cascos, pantalones blancos y botas de polo.


Estilo de vida argentino incluido
Muchos visitantes que vienen a La Tarde también vienen a Argentina por primera vez. Para acercarles a la cultura y al estilo de vida argentino, La Tarde ofrece asado regularmente, mate después de jugar al polo, clases de español en caso de que sean requeridas y, por supuesto, el original sentimiento del polo argentino. En La Tarde, los invitados no son extraños, sino parte de la familia y por ello pueden introducirse completamente en el estilo de vida argentino.


Adiós a la fría Europa – hola al caliente sol de Argentina
La mejor época para las vacaciones de polo en La Tarde es entre octubre y finales de abril. Durante este periodo de tiempo, el clima es el mejor y es cuando más torneos de polo se celebran ¬– el momento perfecto para escaparse del frío invernal de Europa y EE.UU. Sin embargo, los que quieran venir en la época del Abierto de Palermo, el torneo más importante de polo del mundo, deben reservar con tiempo de antelación, ya que el club puede llenarse rápidamente durante ese periodo. Lo ideal es reservar con tres meses de antelación. Aparte de eso, con un preaviso de dos meses es suficiente. La mayoría de los invitados llegan al aeropuerto internacional de Buenos Aires- Ezeiza. Desde allí son recogidos por un empleado de La Tarde y traídos al club, que se encuentra a una hora del aeropuerto.

La Tarde programa de cría: los mejores caballos de polo para La Tarde y sus visitantes y clientes

La Tarde Polo Club: Zuchtprogramm

Un buen caballo de polo debe ser sensible, pero también fuerte, rápido y duro, al mismo tiempo que calmado y activo. (© La Tarde Polo Club)


Durante más de 20 años, La Tarde tiene un programa de cría de caballos. En 2008 Juan Martin Sarli también comenzó con la cría de embriones. El carácter de los caballos de polo es de gran importancia. Deben ser sensibles, pero también fuertes, rápidos y duros, así como calmados pero activos al mismo tiempo. El carácter viene determinado significativamente por las líneas de sangre. Es por eso que Juan Martin Sarli le otorga tanta importancia a combinar una buena línea de sangre a la hora de criar embriones. Los clientes tienen la oportunidad de elegir el caballo de polo de sus sueños y de poner nombre a los padres y madres del caballo embrión.

Inmediatamente después de que nazca el potro, da comienzo el entrenamiento. Juan Martin Sarli explica cómo son educados los caballos de polo en La Tarde: “El entrenamiento comienza tan pronto como nazca el potro. Es muy importante que el potro no tenga miedo de las personas desde el primer momento. Cuando los potros tienen un año de edad reciben sus nombres (que vienen determinados por el carácter y la línea de sangre). El desarrollo de los caballos comienza a la edad de dos años y medio y dura seis o doce meses. Posteriormente, comienza la práctica de polo en sí. Al principio los caballos jóvenes son usados como caballos para los árbitros. Así, pierden el miedo a la velocidad y a los otros caballos. Después, son entrenados a través de stick & ball, para que se acostumbren a los mazos y pierdan el miedo. En el momento en el que el caballo pierda del todo el miedo, el entrenamiento continúa con chukkas lentos. Dependiendo del caballo, esto dura una o dos temporadas hasta que el caballo se sienta cien por cien seguro. Cuando los caballos de polo tienen cinco años de edad, están listos y completamente educados para jugar torneos.”

Cada año, 20 caballos de polo vienen al mundo en La Tarde y el programa de cría de caballos continúa funcionando sin cesar.


Sobre La Tarde Polo Club
La Tarde Polo Club está situado a una hora de Buenos Aires y a 30 minutos de Pilar. La finca cuenta con 180 hectáreas e incluye tres canchas de polo de primera clase, 120 caballos de polo, 60 establos y dos Sticking Cages. Además, el club ofrece a sus visitantes una lujosa casa club, 12 cotos privados, dos piscinas, sauna, gimnasio y spa, así como bar y tienda de regalos.

La familia Sarli es originaria de Buenos Aires, donde son dueños de varios supermercados y agencias de viajes. Incluso en aquella época Alfredo, apasionado del polo y los caballos, criaba caballos de polo y buscaba un lugar para entrenarlos. Entonces encontró el rancho que incluía un restaurante a las puertas de Buenos Aires y, en 1991, decidió usar este lugar para construir La Tarde Polo Club. Diez años después su hijo Juan Martin amplió el club convirtiéndolo en destino de vacaciones – siendo el primero en ofrecer vacaciones de polo para turistas en la región de Buenos Aires.

El nombre La Tarde en español significa “anochecer, ocaso”. El club se llama así ya que ofrece una fantástica vista de la puesta de sol. La casa club ha sido construida para que los visitantes puedan sentarse ahí por la tarde y puedan disfrutar de una vista panorámica del paisaje y la puesta de sol en Argentina.

Para más información, por favor, visite www.latardepolo.com


Galería: