Entrevista: Eric Weil en Buenos Aires

Adolfo Cambiaso, discutiblemente el mejor jugador de polo del mundo, se encuentra más animado que nunca y quiere seguir rompiendo récords luego de 23 años en la cima del polo. Sin embargo, no le quedan muchos récords que romper. Es quien anotó mas goles en el Abierto Argentino (766), y el goleador record en 1998 con 67 goles.

Su rápido ascenso comenzó cuando tenía 17 años y jugó su primer abierto en 1992 con Ellerstina. Dos años mas tarde, lo ganó, así como también la Triple Corona con victorias en Hurlingham y Tortugas, obteniendo su mejor handicap, 10.

Un año después, fundó La Dolfina Polo Club en su ciudad natal, Cañuelas, en la provincia de Buenos Aires donde también tiene su estancia. En sólo 14 temporadas en el polo de alto handicap, La Dolfina ha estado en el Abierto Argentino siete veces, ganó el Abierto de Hurlingham siete veces, el de Tortugas una, y la Triple Corona de nuevo la temporada pasada cuando el equipo retornó al máximo handicap de 40. Hoy a sus 38 años Adolfo Cambiaso dice “Estoy más entusiasmado para jugar que nunca, y seguir rompiendo récords”.

Un record que nunca podrá romper es ser el jugador más joven en el Abierto Argentino. Gonzalito Pieres lo hizo en 1999 cuando tenía sólo 16. Y Cambiaso podría tampoco romper el record de Alberto P. Heguy de jugar 28 veces en ese torneo.


Eric Weil: ¿Siente alguna presión por ser el jugador más popular en Argentina?
Adolfo Cambiaso: Creo que soy más popular en el exterior donde juego la mayor parte del tiempo (mayormente en Inglaterra y EEUU). No siento presión por que juego con pasión y para disfrutar. Es cierto, para mi jugar al polo es trabajo y si no jugara tanto afuera, mi familia (su mujer, la modelo María Vázquez y dos niños) no podría mantenerse económicamente.
(Nota de Eric Weil: Sin embargo, algunas entrevistas atrás, Cambiaso dijo que se estaba aburriendo del polo y de viajar por el mundo pero esto parece haber cambiado.)

Weil: Ha hecho muchísimo para hacer que el polo aumente su popularidad.
Cambiaso: Si, eso intento. Una vez que La Dolfina jugó con las camisetas de un club de futbol local (Nueva Chicago) del cual soy aficionado, invité a muchos de los fanáticos a ser espectadores. Conozco a muchos de los aficionados al polo conservadores, y séque no les gusto. De todos modos, he hecho suficiente y alguien más puede hacerlo ahora.

Weil: También será recordado como el primer jugador que se animó a usar un caballo clonado en la temporada alta argentina aunque ha estado clonando caballos desde 2010.
Cambiaso: Un caballo de 6 años, llamado Show me, producido en EEUU de una hembra llamada Sage. Show Me ha participado de varios juegos y la gente se sorprendió de su buena performance. También participó de una final anterior a Palermo.

Weil: ¿Como se sintió montar a un clon por primera vez en el polo de alto handicap?
Cambiaso: Fue un desafío para mi, como escribir una página de la historia. Los caballos clonados son una realidad y se han convertido en parte del polo.

Weil: ¿Cuándo cree que tendrá otro clon en el Abierto Argentino?
Cambiaso: En este momento mis clones—alrededor de 30 de diferentes caballos – son muy jóvenes, aproximadamente 3 años y medio de edad, así que debemos esperar hasta la temporada 2015. Ese será otro buen momento.

Weil: ¿Además de eso, qué importancia tuvo esta temporada para usted?
Cambiaso: Normalmente utilizamos los torneos anteriores para entrenar para el Abierto Argentino. Nuestro entrenador, Milo Fernández Araujo, propuso que demos todo desde el comienzo de la temporada y nos convenció de que con el equipo que tenemos (con Pablo Mac Donough, Juan Martín Nero y David Stirling) no teníamos que regular nada. Entonces jugamos en Tortugas con una actitud distinga que anteriormente, y fue ese también el trofeo que La Dolfina nunca había ganado. Nos gusta jugar en Hurlingham en el torneo más antiguo del mundo y nos sentimos fuertes, especialmente cuando derrotamos a nuestros rivales principales Ellerstina en la final que hemos siempre dominado en juego y puntaje.

El Abierto Argentino en Palermo es especial y para mi fue mi décimo título, pero cada uno es diferente. Esta vez éramos los favoritos con la chance de ganar también la Triple Corona, la primera con mi club. La parte desafortunada es que jugamos sin Nero que se rompió la mano en el juego anterior, pero Sebastián Merlos lo reemplazó bien.

Weil: ¿Se sintió extraño no enfrentar a Ellerstina en la final por una vez?
Cambiaso: Fue una sorpresa, pero no nos sentimos superiores. Alegría siempre ha sido un fuerte rival para nosotros y en su semifinal contra Ellerstina fue evidente que no eran fáciles de ganar.

Weil: ¿Que planes hay para la próxima temporada?
Cambiaso: No planeamos cambiar el equipo, y queremos ir de nuevo por la Triple Corona. No vamos a amainar ahora, especialmente con la responsabilidad de un máximo handicap de equipo que hemos logrado por tercera vez (previamente en 2007 y 2011.)

Weil: ¿Finalmente, que más le hubiese gustado ser si no hubiese terminado siendo jugador de polo?
Cambiaso: Jugador de Tenis. Era bastante bueno de niño. También me gustan otros deportes, como windsurf, golf y esquí.